30 de Agosto Santa Rosa de Lima

📅 Hoy celebramos la fiesta de Santa Rosa de Lima, Patrona de Perú, América y las Filipinas  También es reconocida como patrona de las enfermeras del Perú. Este se debe a que supo realizar actividades de cuidar a los enfermos con mucha vocación de servicio.

 

Isabel Flores de Oliva nació en Lima, Perú, el 20 de abril de 1586. Su familia comenzó a llamarla Rosa desde muy pequeña debido a su belleza y al color de sus mejillas. 

A temprana edad se retiró a una vida de oración y penitencia, convirtiendo una pequeña ermita en la casa de su madre en un refugio en el que solía orar por los necesitados y aquellos que buscaban redimirse.

Salía siempre para ir a la iglesia de la Virgen del Rosario, o para atender a los enfermos abandonados y a los esclavos maltratados. En medio de esas labores fue que conoció a San Martín de Porres, con quien compartía el mismo afán de asistir a quienes, por su sufrimiento, eran otros Cristos, escarnecidos y llagados. Ambos santos se hicieron buenos amigos, compañeros en el ejercicio de la caridad.

Sus milagros mantuvieron la fe de miles de creyentes. Se cree que ella obtuvo el don de sanar y conectar a los escépticos con el camino de la religión. Se encargó de educar a niños y cuidar a enfermos, a quienes atendía como si fueran parte de su familia.

Se sometió a rigores físicos y a distinto tipo de mortificaciones, siempre con el deseo de alejar de sí las distracciones, ofreciendo lo que hacía por los más necesitados.

A pesar de que sus padres intentaron casarla, ella se negó y defendió aquello que entendía como una vocación particular. Así, el 10 de agosto de 1606 ingresó como Terciaria en la Orden de Santo Domingo, inspirada por Santa Catalina de Siena, su “maestra espiritual”. Por sugerencia de un sacerdote dominico, aceptó que la llamaran Rosa de Santa María.

 Un día rezando ante una imagen de la Virgen María le pareció que el niño Jesús le decía: "Rosa conságrame a mí todo tu amor". Y en adelante se propuso no vivir sino para amar a Jesucristo.

Fue canonizada en 1671 por el papa Clemente X, siendo la primera mujer sudamericana declarada santa de todo el continente americano.  Fue nombrada como la única patrona del Nuevo Mundo (América), Filipinas e Indias Occidentales.
¿Por qué es Protectora de Lima?

 

En 1615, un grupo de piratas quiso atacar la ciudad de Lima; eran hombres atraídos por las leyendas sobre sus tesoros y riquezas. Estando sus barcos anclados frente al Callao, Santa Rosa y otras mujeres fueron a la iglesia de la Virgen del Rosario para rezar ante el Santísimo Sacramento y pedir a Dios que librara del saqueo a la ciudad.
La santa se quedó delante del sagrario con ánimo de protegerlo. Un par de días después, corrió la noticia de que el capitán de la embarcación pirata había muerto, y que el barco se había retirado. Los limeños, entonces, ya no tenían dudas sobre ella: esto había sido un milagro y Rosa su intercesora.

Su Muerte
Santa Rosa de Lima murió el 24 de agosto de 1617 a los 31 años. Los funerales movilizaron a toda la ciudad. Entre los asistentes estuvieron altas autoridades eclesiásticas, políticas y el Virrey de España. Pero no solo ellos, estaba el pueblo que pugnaba por entrar a la casa de los de la Maza al grito de “santa, santa”. Muchas personas se acercaron al féretro en el que yacía su cuerpo para arrancar un trocito de su hábito y preservarlo como reliquia. Otras tuvieron que ser dispersadas por la guardia del Virrey porque llegaron hasta arrancarle un dedo del pie.
Santa Rosa fue sepultada inicialmente en el claustro del Convento de los Dominicos, pero su cuerpo después fue trasladado a la capilla de Santa Catalina de Siena en la iglesia del Rosario. Su cráneo se encuentra hoy en la iglesia de Santo Domingo -ubicada a unos pasos de la Plaza de Armas de Lima- junto a los cráneos de San Martín de Porres y San Juan Macías.

¡Santa Rosa, te saludamos en tu día!