5 de Septiembre, Santa Madre Teresa de Calcuta

Hoy, como en cada 5 de septiembre, celebramos y recordamos a la Madre Teresa de Calcuta y aprovechamos la ocasi贸n para contarte m谩s sobre ella 馃挅
Nacida un 26 de agosto de 1910 en Skopje, recibi贸 en el bautismo el nombre de Gonxha Agnes. A los 5 a帽os tom贸 su Primera Comuni贸n y recibi贸 la Confirmaci贸n en noviembre de 1916. Desde el d铆a de su Primera Comuni贸n, llevaba en su interior el amor por las almas.
La repentina muerte de su padre, cuando Gonxha ten铆a unos ocho a帽os de edad, dej贸 a la familia en una gran estrechez financiera. Su madre, Drane, cri贸 a sus hijos con firmeza y amor, influyendo en el car谩cter y la vocaci贸n de su hija. En su formaci贸n religiosa, Gonxha fue asistida adem谩s por la vibrante Parroquia Jesuita del Sagrado Coraz贸n, en la que ella estaba muy integrada.
Animada por el deseo de hacerse misionera, a los 18 a帽os, dej贸 su casa para ingresar en el Instituto de la Bienaventurada Virgen Mar铆a, conocido como Hermanas de Loreto, en Irlanda. All铆 recibi贸 el nombre de Hermana Mar铆a Teresa (por Santa Teresa de Lisieux).
Un mes mas tarde inici贸 su viaje hacia India, llegando a Calcuta el 6 de enero de 1929. Despu茅s de profesar sus primeros votos en mayo de 1931, la Hermana Teresa fue destinada a la comunidad de Loreto Entally en Calcuta, donde ense帽贸 en la Escuela para chicas St. Mary.
El 24 de mayo de 1937, hizo su profesi贸n perp茅tua convirti茅ndose entonces, como ella misma dijo, en聽鈥渆sposa de Jes煤s鈥聽para聽鈥渢oda la eternidad鈥.聽Desde ese momento se la llam贸 Madre Teresa.
Continu贸 a ense帽ando en St. Mary convirti茅ndose en directora del centro en 1944.
Al ser una persona de profunda oraci贸n y de arraigado amor por sus hermanas religiosas y por sus estudiantes, los veinte a帽os que Madre Teresa transcurri贸 en Loreto estuvieron impregnados de profunda alegr铆a. Caracterizada por su caridad, altruismo y coraje, por su capacidad para el trabajo duro y por un talento natural de organizadora, vivi贸 su consagraci贸n a Jes煤s entre sus compa帽eras con fidelidad y alegr铆a.
El 10 de septiembre de 1946, durante un viaje de Calcuta a Darjeeling para realizar su retiro anual, Madre Teresa recibi贸 su聽鈥渋nspiraci贸n,鈥聽su聽鈥渓lamada dentro de la llamada鈥. Ese d铆a, de una manera que nunca explicar铆a, la sed de amor y de almas se apoder贸 de su coraz贸n y el deseo de saciar la sed de Jes煤s se convirti贸 en la fuerza motriz de toda su vida.
Durante las sucesivas semanas y meses, mediante locuciones interiores y visiones, Jes煤s le revel贸 el deseo de su coraz贸n de encontrar聽鈥渧铆ctimas de amor鈥聽que聽鈥渋rradiasen a las almas su amor鈥.鈥Ven y s茅 mi luz鈥,聽Jes煤s聽le suplic贸.聽鈥淣o puedo ir solo鈥. Le revel贸 su dolor por el olvido de los pobres, su pena por la ignorancia que ten铆an de 脡l y el deseo de ser amado por ellos. Le pidi贸 a Madre Teresa que fundase una congregaci贸n religiosa, Misioneras de la Caridad, dedicadas al servicio de los m谩s pobres entre los pobres.
El 17 de agosto de 1948 se visti贸 por primera vez con el sari blanco orlado de azul y atraves贸 las puertas de su amado convento de Loreto para entrar en el mundo de los pobres.
Despu茅s de un breve curso con las Hermanas M茅dicas Misioneras en Patna, Madre Teresa volvi贸 a Calcuta donde encontr贸 alojamiento temporal con las Hermanitas de los Pobres. El 21 de diciembre va por vez primera a los barrios pobres. Visit贸 a las familias, lav贸 las heridas de algunos ni帽os, se ocup贸 de un anciano enfermo que estaba extendido en la calle y cuid贸 a una mujer que se estaba muriendo de hambre y de tuberculosis.
Comenzaba cada d铆a entrando en comuni贸n con Jes煤s en la Eucarist铆a y sal铆a de casa, con el rosario en la mano, para encontrar y servir a Jes煤s en聽鈥渓os no deseados, los no amados, aquellos de los que nadie se ocupaba鈥.聽Despu茅s de algunos meses comenzaron a unirse a ella, una a una, sus antiguas alumnas.
El 7 de octubre de 1950 fue establecida oficialmente en la Archidi贸cesis de Calcuta la nueva congregaci贸n de las Misioneras de la Caridad. Al inicio de los a帽os sesenta, Madre Teresa comenz贸 a enviar a sus Hermanas a otras partes de India. El Decreto de Alabanza, concedido por el Papa Pablo VI a la Congregaci贸n en febrero de 1965, anim贸 a Madre Teresa a abrir una casa en Venezuela. 脡sta fue seguida r谩pidamente por las fundaciones de Roma, Tanzania y, sucesivamente, en todos los continentes.
Comenzando en 1980 y continuando durante la d茅cada de los a帽os noventa, Madre Teresa abri贸 casas en casi todos los pa铆ses comunistas, incluyendo la antigua Uni贸n Sovi茅tica, Albania y Cuba.
Para mejor responder a las necesidades f铆sicas y espirituales de los pobres, Madre Teresa fund贸 los聽Hermanos Misioneros de la Caridad聽en 1963, en 1976 la聽rama contemplativa聽de las Hermanas, en 1979 los聽Hermanos Contemplativos聽y en 1984 los聽Padres Misioneros de la Caridad.聽Sin embargo, su inspiraci贸n no se limit貌 solamente a aquellos que sent铆an la vocaci贸n a la vida religiosa. Cre贸 los聽Colaboradores de Madre Teresa聽y los聽Colaboradores Enfermos y Sufrientes,聽personas de distintas creencias y nacionalidades con los cuales comparti贸 su esp铆ritu de oraci贸n, sencillez, sacrificio y su apostolado basado en humildes obras de amor. Este esp铆ritu inspir贸 posteriormente a los聽Misioneros de la Caridad Laicos.聽En respuesta a las peticiones de muchos sacerdotes, Madre Teresa inici贸 tambi茅n en 1981 elMovimiento Sacerdotal Corpus Christi聽como un鈥減eque帽o camino de santidad鈥澛para aquellos sacerdotes que deseasen compartir su carisma y esp铆ritu.
Durante estos a帽os de r谩pido desarrollo, el mundo comenz贸 a fijarse en Madre Teresa y en la obra que ella hab铆a iniciado. Numerosos premios, comenzando por el Premio Indio Padmashri en 1962 y de modo mucho m谩s notorio el Premio Nobel de la Paz en 1979, hicieron honra a su obra.
Toda la vida y el trabajo de Madre Teresa fue un testimonio de la alegr铆a de amar, de la grandeza y de la dignidad de cada persona humana, del valor de las cosas peque帽as hechas con fidelidad y amor, y del valor incomparable de la amistad con Dios.聽
Durante los 煤ltimos a帽os de su vida, a pesar de los cada vez m谩s graves problemas de salud, Madre Teresa continu贸 dirigiendo su Instituto y respondiendo a las necesidades de los pobres y de la Iglesia. En 1997 las Hermanas de Madre Teresa contaban casi con 4.000 miembros y se hab铆an establecido en 610 fundaciones en 123 pa铆ses del mundo.
En marzo de 1997, Madre Teresa bendijo a su reci茅n elegida sucesora como Superiora General de las Misioneras de la Caridad, llevando a cabo sucesivamente un nuevo viaje al extranjero. Despu茅s de encontrarse por 煤ltima vez con el Papa Juan Pablo II, volvi贸 a Calcuta donde transcurri贸 las 煤ltimas semanas de su vida recibiendo a las personas que acud铆an a visitarla e instruyendo a sus Hermanas.
El 5 de septiembre, la vida terrena de Madre Teresa lleg贸 a su fin. El Gobierno de India le concedi贸 el honor de celebrar un funeral de estado y su cuerpo fue enterrado en la Casa Madre de las Misioneras de la Caridad. Su tumba se convirti贸 r谩pidamente en un lugar de peregrinaci贸n y oraci贸n para gente de fe y de extracci贸n social diversa (ricos y pobres indistintamente).
Madre Teresa nos dej贸 el ejemplo de una fe s贸lida, de una esperanza invencible y de una caridad extraordinaria.
Su respuesta a la llamada de Jes煤s,聽鈥淰en y s茅 mi luz鈥, hizo de ella una Misionera de la Caridad, una 鈥渕adre para los pobres鈥, un s铆mbolo de compasi贸n para el mundo y un testigo viviente de la sed de amor de Dios.
Menos de dos a帽os despu茅s de su muerte, a causa de lo extendido de la fama de santidad de Madre Teresa y de los favores que se le atribu铆an, el Papa Juan Pablo II permiti贸 la apertura de su Causa de Canonizaci贸n.
Fue beatificada por San Juan Pablo II el 19 de octubre del 2003. Y canonizada 13 a帽os despu茅s por el Papa Francisco en la Plaza de San Pedro el 04 de septiembre del 2016 dentro de la celebraci贸n del Jubileo de los voluntarios y operarios de la misericordia.
隆Feliz d铆a Santa Madre Teresa de Calcuta! Gracias por toda tu Sabidut铆a 馃挅

Les compartimos un poema de ella que amamos:

Siempre ten presente que la piel se arruga,
el pelo se vuelve blanco,
los d铆as se convierten en a帽os...
Pero lo importante no cambia;
tu fuerza y tu convicci贸n no tienen edad.
Tu esp铆ritu es el plumero de cualquier tela de ara帽a.
Detr谩s de cada l铆nea de llegada, hay una de partida.
Detr谩s de cada logro, hay otro desaf铆o.
Mientras est茅s viva, si茅ntete viva.
Si extra帽as lo que hac铆as, vuelve a hacerlo.
No vivas de fotos amarillas...
Sigue aunque todos esperen que abandones.
No dejes que se oxide el hierro que hay en ti.
Haz que en vez de l谩stima, te tengan respeto.
Cuando por los a帽os no puedas correr, trota.
Cuando no puedas trotar, camina.
Cuando no puedas caminar, usa el bast贸n.
隆Pero nunca te detengas!

Visit谩 este link para descubrir todos los productos que dise帽amos con su imagen para que siempre te acompa帽e