San Alejo

¡San Alejo fue un ejemplo de empatía y amor por el otro!

Siendo un hombre de clase alta que lograría haber existido sin miserias, dejó su vida de patricio para dedicar su vida a predicar la fe de Dios. Con su riqueza ayudó a los hambrientos y, aún cuando ésta se terminó, regaló sus escasas ganancias como mendigo a beneficio de los demás.

¡Te saludamos en tu día y saludamos también a todos los que llevan su nombre! 

Dejar un comentario